SOMOS CONTADORES, AUDITORES Y ASESORES
ELABORAMOS BALANCE GENERAL, INFORMACIÓN SOBRE LOS RECURSOS Y SU FUENTE, QUE UNA EMPRESA OPERA..


SOMOS CONTADORES, AUDITORES Y ASESORES.
ELABORAMOS ESTADOS DE RESULTADOS, PARA EVALUAR RESULTADOS DE TUS ACTIVIDADES ECONÓMICAS.


SOMOS CONTADORES, AUDITORES Y ASESORES.
AUDITAMOS ESTADOS FINANCIEROS CON INDEPENDENCIA Y RESPONSABILIDAD PROFESIONAL.


SOMOS CONTADORES, AUDITORES Y ASESORES.
ASESORAMOS ORGANIZACIONES EN OPERACIONES CONTABLES, TRIBUTARIAS, LABORALES, ETC.
javascript
CONTROL Y GESTIÓN

« Regresar
ANÁLISIS DE GASTOS DEDUCIBLES Y NO DEDUCIBLES
    Después de elaborar los estados financieros, al cierre de ejercicio fiscal, los contadores iniciamos el proceso de determinar, en el Anexo 7, la utilidad tributaria, con la Ley Nº 843, DS Nº 24051 y otras normas tributarias en la mano, para liquidar, declarar y pagar el impuesto IUE. Debido a que el tratamiento tributario con el tratamiento contable difiere sobre muchas operaciones. Además, por las sanciones y multas que genera declarar el IUE al margen de esas normas. Por lo tanto, una declaración del IUE libre de contingencias pasa por análisis tributario exhaustivo de los ingresos en términos de “imponible” y “no imponible”, y de los gastos en términos de “deducible” y “no deducible”.

    Las divergencias entre el tratamiento tributario y contable sobre una operación, muchas veces, pone al contador en la incertidumbre de determinar la “imponibilidad o no” de un ingreso, y la “deducibilidad o no” de un gasto. Esas diferencias trataremos en este artículo.

    El primer y fundamental filtro de deducibilidad de una operación, contabilizada como gasto, lo encontramos en el Art. 8 del D.S Nº 24051, reglamentación de la Ley Nº 843, que como regla general dice, “Dentro del concepto de gastos necesarios […] se consideran comprendidos todos aquellos gastos realizados, tanto en el país como en el exterior, a condición de que estén vinculados con la actividad gravada y respaldados con documentos originales ”. En otras palabras, dice que un gasto para ser considerado como deducible, en la determinación de la utilidad imponible, debe 1º ser necesario; 2º la operación que lo genera estar realizado; 3º estar vinculado con la actividad gravada y 4º documentado objetivamente.

    El primer filtro es eminentemente contable, en concreto, estrechamente ligado a los principios de contabilidad generalmente aceptados (PCGA). Debido a que sostiene el gasto deducible en principios de realización (estar realizado), ente (ser necesario y estar vinculado) y objetividad (estar documentado). Por lo tanto, tener gastos que pasen ese primer filtro sin inconvenientes es de pleno dominio de los contadores; pero muchos gastos contabilizados se quedan en ese filtro como no deducibles. Por no estar respaldado con documentos que permitan validar la realización y vinculación de la operación con la actividad gravada.

    Y el segundo filtro de deducibilidad es enteramente tributario, expresamente dispuestos por leyes y reglamentos tributarios vigentes. Debido a que determinan por un lado ingresos imponibles y no imponibles, por otro lado, gastos deducibles y no deducibles. Por ejemplo, uno de esos filtros tributarios se encuentra en el Art. 18 del D.S Nº 24051, que determina llanamente como gastos no deducibles:

    Gastos por servicios personales no respaldados con retención del impuesto RC-IVA.
    El Impuesto IUE.
    Donaciones y otras cesiones gratuitas, excepto las efectuadas a entidades sin fines de lucro reconocidas como exentas al impuesto IUE, hasta el 10% de la utilidad imponible.
    Las previsiones o reservas que no hayan sido expresamente dispuestos por normas legales vigentes.
    Depreciaciones correspondientes a revaluó técnicos.
    El valor de los envases deducido de la base imponible del impuesto IVA, etc.

    Como se puede apreciar el segundo filtro es determinante, de facto, taxativo en resolver operaciones como gastos no deducibles.


    En línea de lo expuesto precedentemente, las operaciones contabilizadas como gastos después del primer y fundamental filtro son pasados al segundo filtro, de naturaleza tributaria. Para ser revisados si en su realización se cumplieron las normas tributarias vigentes, y determinados como gastos deducibles o no deducibles, por ejemplo:

     Los sueldos y salarios para ser deducibles.

    Primer filtro, lo sueldos y salarios para ser considerados gastos deducibles deben cumplir principios contables y estar:
    Respaldado con planilla de sueldos firmados por el personal, jefe de recursos humanos y gerente general para validar control de prestación efectiva del servicio (realización), vinculación de la prestación con la actividad principal (ente) y respaldo documentado de la prestación (objetividad).

    Si los sueldos estuviera respaldado con planilla de sueldos firmados solamente por el personal o jefe de recursos humanos o gerente general, no se podría validar controles de prestación efectiva del servicio (realización), vinculación de la prestación con la actividad principal (ente) y respaldo documentado de la prestación (objetividad) por lo tanto los sueldos no pasa el primer filtro, se queda no solo como gasto no deducible sino como una operación pendiente de descargo por los responsables.

    Segundo filtro (Art. 11 del DS Nº 24051), los sueldos y salarios para ser considerados deducibles además deben estar:
    1º Declaradas en planilla de aportes a la seguridad social, vivienda y otros (Caja y AFP) y
    2º Declaradas en planilla tributaria.

     Intereses financieros.

    Primer filtro, los intereses para ser considerados gastos deducibles debe cumplir principios contables y estar:

    Respaldado con contrato de préstamos firmados el gerente general y entidad financiera, desembolso, pagos (de intereses) y estimaciones de intereses devengados para validar que los mismos resultan de préstamos en operación (realización), vinculación de los préstamos con la actividad principal (ente) y respaldo documentado del préstamo e intereses (objetividad).

    Si los intereses estuviera respaldado con solamente el pago o estimación de intereses devengados, no se podría validar que los intereses resultan de préstamos en operación (realización), de préstamos vinculados con la actividad principal (ente) y respaldos con documentos originales (objetividad) por lo tanto los intereses no pasarían el primer filtro, se quedarían no solo como gasto no deducible sino como una operación pendiente de descargo por los responsables.

    Segundo filtro (Art. 13 del DS Nº 24051), los intereses para ser considerados gastos deducibles además deben cumplir las siguientes consideraciones:

    Las tasas de intereses de operaciones financieras, de origen nacional, deben estar fijados expresamente en contrato de préstamos, de lo contrario deben ser igual o menor a la tasa de interés activa bancaria y de las operaciones financieras, de origen extranjero, las tasas de interés no debe ser mayor a la tasa LIBOR + 3%, es decir, los intereses contabilizados como gastos, resultantes de tasas mayores a los indicados en la norma tributaria, serian considerados gastos no deducibles en la determinación de la utilidad imponible.

     Impuestos.

    Primer filtro, los impuestos para ser considerados gastos deducibles debe cumplir principios contables y estar:

    Respaldado con documentos que acrediten que los impuestos cargados a gastos sean los alcanzados a las actividades económicas que se realiza, pagos y estimaciones de impuestos devengados para validar que los mismos resultan de actividades económicas (realización), operaciones vinculadas a la actividad principal (ente) y operaciones respaldados con documentos originales (objetividad).

    Si los impuestos estuviera respaldado solamente con pagos o provisión de impuestos devengados, no se podrían validar controles de que los impuestos resultan de operaciones gravadas (realización), están vinculados con la actividad principal (ente) y están respaldos con documentado originales (objetividad) por lo tanto esos impuestos no pasarían el primer filtro, se quedarían no solo como gasto no deducible sino como operaciones pendientes de descargo por los responsables.

    Segundo filtro (Art. 14 del DS Nº 24051), los impuestos para ser considerados gastos deducibles además deben estar:

    Respaldados con documentos que acrediten el efectivo pago y que el impuesto que se pago sea el directamente gravado (IT, IUE, impuesto a la tenencia de bienes muebles e inmuebles, etc.), ósea los impuestos únicamente devengados y los indirectos no serían deducibles.

    En los tres casos analizados, el primer filtro revisa que elementos expuestos como gastos resulten de operaciones realizados, vinculados con la actividad principal de la empresa y de operaciones objetivamente documentadas para determinar si el gasto contable cumple la primera condición de deducibilidad.

    Una vez pasado el primer filtro con éxito, el segundo filtro revisa que los gastos además de cumplir con perfección los principios contables deben cumplir controles tributarios establecidos en normativas vigentes para que finalmente sean considerados gastos deducibles.

    Entonces, podemos deducir que el primer filtro es de mayor filosofía, análisis y determinación contable, de comprensión plena de principios contables, como el devengado, realización, ente, objetividad, costo, etc., y tratamiento contable de operaciones económicas conforme a esos principios y el segundo filtro es mas de “checklist”, de cumple o no cumple, tiene o no tiene los gastos lo que dice la norma para ser considerado deducible, es decir, lo más difícil del proceso de determinación y liquidación de la utilidad imponible es contable y lo más fácil, tributario.


Autor: CPA. Oscar Inca Pacara
Fuente: Ley Nº843, D.S Nº 24051
11 de Febrero de 2021


Compartir en WhatsApp

http://congestbolivia.com/publicaciones/AnaDedIUE.jpg